Posts Taged privacidad-es

Privacidad online: tu vida a lo Gran Hermano

bigBro

Gran Hermano (Big Brother). Ese ultra famosísimo programa de TV, creado por el neerlandés John de Mol y que vio la luz por primera vez en Holanda en el año ’99, es la máxima expresión de lo que conocemos hoy como reality shows. Que básicamente consisten en encerrar a personas en distintos hábitats y ponerles cámaras por todos los sitios para que los demás “gocemos” del espectáculo. Si te soy totalmente honesto, a mí normalmente este tipo de programas me han parecido aberrantes, por el hecho de que creo que muestran principalmente el lado oscuro del ser humano, ya que es el que más juego y morbo provoca. Pero debo de reconocer, que Gran Hermano es también un estudio sociológico de grandes dimensiones, ya que casi todos los concursantes reconocen olvidar que las cámaras están allí en determinado momento y empiezan a comportarse de forma “real”. He de reconocer que he aprendido muchas cosas sobre las personas y su comportamiento viendo este tipo de realities.

Me parece que existe una gran coincidencia entre los programas de Gran Hermano, y lo que está sucediendo con nuestras vidas en internet. Y es que vivimos rodeados de cámaras. Nuestros amigos, colegas de trabajo, gente por la calle… todos armados con sus smartphones son “reporteros” de nuestras vidas. Y es rotundamente inevitable, que nuestras vidas sean ahora retransmitidas en internet. Créeme, da igual la configuración de privacidad que tengas en tus redes sociales. Tu vida aparecerá en internet. Hay un dicho americano que dice: “What happens in Vegas, stays in Vegas”… esto se suele decir cuando alguien se va de “juerga” a Las Vegas y hará cosas que es mejor se queden allí enterradas. Pero la realidad actual es que ese dicho sería más bien: “What happens in Vegas, stays in Facebook, Twitter, Youtube, Instagram etc…etc…” Nos guste o no, vivimos observados por las personas que nos rodean. Esta realidad nos plantea una serie de problemáticas sociales y de privacidad que nos afectan nuestra: reputación, personalidad, vida profesional, relaciones de pareja, familia entre otras muchas cosas. Creo que es evidente que nuestra privacidad ha dado un cambio rotundo e imparable para siempre; y considero indispensable que seamos conscientes de ello para que así podamos ajustar y adaptar nuestras vidas a ello. Como en todo, lo mejor será informar a las personas y prepararles para convivir con todo esto.

La única garantía de privacidad que tenemos en el mundo actual, somos nosotros mismos y cómo cuidamos de nuestra información e imagen personal.

La semana pasada, participé en el Santander Social Weekend, y estuve en la charla de Sebastián Muriel, Vicepresidente de Tuenti, que habló de los grandes esfuerzos que está haciendo su empresa para proteger la privacidad de sus usuarios. Hablaba de cómo su plataforma encripta de forma potente la información de la gente, y de forma jocosa, criticó la falta de privacidad que tiene Facebook. La verdad me gustó saber que Tuenti está trabajando por proteger a sus usuarios, pero sinceramente creo que todo lo que puedan hacer, no es ninguna garantía. Ya hemos sido testigos de buenos ejemplos de que no existen garantías para la privacidad, por ejemplo con el sonado caso de Sony y el gran robo de números de tarjetas de crédito de los usuarios de su plataforma de juegos para Play Station. Estoy seguro de que Sony invierte muchos recursos para proteger su plataforma, pero simplemente no hay garantías. La única garantía de privacidad que tenemos en el mundo actual, somos nosotros mismos y cómo cuidamos de nuestra información e imagen personal.

Estas son las 3 preocupaciones sobre privacidad que en mi opinión debes cuidar correctamente en internet:

Protege tú, tu información: no esperas que las plataformas sean inquebrantables. Si bien es cierto que la mayoría de ellas tienen fuerte códigos de encriptación, los hackers también son grandes maestros para “reventarlos”. Usa el sentido común, y nunca, repito nunca, compartas en tus plataformas sociales información que te pueda ser perjudicial. Ejemplos: números de cuenta, números de tarjetas de crédito, DNIs, datos confidenciales sobre tu trabajo y un largo etcétera…

Cuida tu imagen: sí, ya sé lo que estás pensando. Que una juerga y borrachera se la corre cualquiera. Y que no deberían juzgar a nadie por esto. Y estoy de acuerdo contigo. Pero amigos, la realidad es que sí te van a juzgar. ¿Esto quiere decir que ahora nunca más podré irme de fiesta con mis amigos? Obviamente, sí puedes. Es tu vida. Pero lo que te recomiendo es que intentes contrastar tu imagen personal. Vamos, que no solo salgan fotos tuyas en internet sobre tus borracheras. Debes asegurarte de que existe otro tipo de material fotográfico e informativo que no te haga ver como si tu vida fuese una fiesta continua. Haz el ejercicio de buscar tu nombre en google y revisa cómo te ven en internet. Sé que esto nos toca mucho las narices, pero aceptemos la realidad como es. No pienses que porque tú no subas fotos a tu Facebook, o porque tienes puestos todos los bloqueos de privacidad, tus fotos no se verán. La realidad es que sí se verán. Alguien, en algún momento las subirá, y pondrá tu nombre. Y aunque no permitas etiquetas, igualmente serán vistas. Así que mi consejo es que cuides de tu imagen, nadie más lo hará por ti.

Cuenta tu vida hasta donde tú quieres: en las redes sociales, que de cierta manera generan una especie de adicción, nos resulta demasiado fácil contar toda nuestra “vida en verso” en ellas. No nos paramos a pensar ni un segundo lo que vamos a decir en nuestros perfiles. Y esto puede ser un error fatal. Porque una vez que publicas algo en internet, se queda grabado en tinta indeleble. Aunque borres ese comentario, su rastro queda para siempre. Por favor, piensa siempre antes de publicar algo en tus plataformas. Aunque sea por un instante. Pero piénsalo. Mi consejo es, si tienes dudas sobre si deberías decir algo o no, no lo pongas. Publica cosas con las que en cualquier situación te sentirías cómodo. Es la mejor forma de cubrir tus espaldas.

El tema de la privacidad me preocupa mucho. Especialmente en la gente joven, que es mucho más sensible y vulnerable. Por eso considero tan relevante el que empecemos a informar y a formar a las personas en estos aspectos. Quiero finalizar repitiéndote que pienso que la mejor forma de proteger nuestra privacidad es siendo nosotros los primeros responsables de ella. ¡No lo dejemos en manos de otros!

Una vez más me gustaría agradecer tu tiempo dedicado a esta lectura. Espero que estas líneas te hayan reportado algún beneficio. Por favor, si te ha resultado interesante este contenido, te invito a que lo compartas porque “compartir es amar”…. 😉

¿Te sientes vulnerable en internet?