Posts Taged marketing-experiencial

MARKETING EXPERIENCIAL FOR DUMMIES II

Querido User Lover, como ya te comenté, para que tu empresa destaque de la competencia, es fundamental realizar acciones diferentes. De este modo, las compañías que tendrán éxito serán aquellas capaces de ofrecer la oportunidad de vivir nuevas sensaciones mientras el usuario compra un producto

No obstante, el marketing experiencial suele prometer unas expectativas que están muy por encima de las que realmente ofrece, lo que dificulta la fidelización del consumidor. Ahora bien, quizá te estés preguntando: ¿se pueden prevenir estas situaciones? La respuesta es que sí y, para ello, hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Analizar el contexto de los clientes. Es fundamental que la marca conozca el entorno cultural y sociológico en el que se mueven los consumidores.
  2. Crear una estrategia. Posteriormente, se debe plasmar en un informe estratégico el tipo de experiencias que pueden tener un impacto positivo sobre ellos. Por tanto, hay que tener claro el qué experiencia debemos crear.
  3. Diseñar la experiencia. Consiste en formar una imagen coherente con la marca que permita crear experiencias positivas.
  4. Crear relaciones. En este punto entrarían acciones como ajustar los canales de comunicación, formar a vendedores, etc.
  5. Conseguir una estrategia capaz de escuchar al mercado y adaptarse a sus necesidades, cambios culturales y experiencias.

Bernd Schmitt, profesor de la Universidad de Columbia y uno de los autores más importantes que existen sobre el tema, planteó cinco estrategias en función del campo experiencial en el que se basan: percepción, sentimiento, pensamiento, actuación y relación. Y como consecuencia, propuso cinco tipos de Marketing de Experiencias:

  • Marketing de sensaciones: pretende atraer al consumidor mediante el placer estético, la emoción y agrado a través de la estimulación de sus sentidos.
  • Marketing de sentimientos: su propósito es que, mientras el usuario consume un producto o servicio, se despierten a su vez en él una serie de emociones positivas.
  • Marketing de pensamientos: el objetivo es apelar a la inteligencia para crear experiencias cognitivas que solucionen problemas.
  • Marketing de actuaciones: buscar diseñar experiencias vinculadas al comportamiento y a la interacción con los otros.
  • Marketing de relaciones: su intención es ofrecer experiencias intensas en conexión con otras personas o grupos.

MEJOR VIVIRLO A QUE TE LO CUENTEN: DIFERENCIAS CON EL MARKETING TRADICIONAL

Mientras que el marketing tradicional está más centrado en los números y las ventas, el marketing de experiencias se centra en las personas, en potenciar sus sentidos, sus emociones y sus sensaciones positivas durante el proceso de compra; así es como el usuario elegirá un producto o servicio y no otro.

Esto permite que se establezcan relaciones con el cliente más sólidas que las que se pueden conseguir por medio de la publicidad tradicional, ya que el marketing emocional ofrece una comunicación individualizada y esto crea un compromiso afectivo mayor.

BENEFICIOS DEL MARKETING EXPERIENCIAL

  • Diferenciación de la competencia gracias a la creación de sensaciones y vivencias.
  • Permite involucrar a los compradores en estas acciones. Esto facilita la creación de sentimientos positivos hacia la marca.
  • Clientes satisfechos, lo cual se traducirá en mejor reputación, mayor difusión y, por tanto, nuevos usuarios.
  • Incremento de las ventas y mayor fidelización de los consumidores.

Los hábitos de los usuarios cambian y es necesario apostar por nuevas técnicas de marketing. Si este evoluciona, ¿por qué tu empresa no? En definitiva, el marketing experiencial lleva al terreno práctico aquello que sabemos que va a emocionar al consumidor y le adentra en una experiencia real que siempre va asociada a la marca, generando en él un fuerte recuerdo por haber vivido esa sensación en primera persona.

MARKETING EXPERIENCIAL FOR DUMMIES

Querido User Lover, para que tu empresa destaque entre la competencia, es fundamental realizar acciones diferentes. Hoy vengo a hablarte del marketing experiencial. ¿Sabes en qué consiste? Te lo explico.

El Marketing experiencial consiste en acciones con las que la marca pretende despertar sentimientos y emociones en el consumidor para que este establezca con ella una relación más profunda. De una manera más o menos consciente, la mayoría de los consumidores se dejan llevar por las emociones ante una decisión de compra, aunque lo que nuestro corazón dicte no sea siempre lo más correcto.

En este sentido, las redes sociales juegan un papel muy importante. El consumidor comparte y evalúa las experiencias tanto positivas como negativas. Bajo este enfoque, las experiencias del cliente pretenden ayudar a las marcas a vender más, generar más valor, mejorar su posición competitiva y, por último, fidelizar.

Importancia del storytelling en el marketing experiencial  

El storytelling sirve para dar contexto a las sensaciones motivadas por el marketing experiencial.

A la hora de llamar la atención de los usuarios, no hay nada mejor que una buena historia, ya que permite crear imágenes, acceder a recuerdos y sensaciones y, más importante aún, sentirse identificado, ofreciendo al oyente una situación cómoda, divertida y que recordará con facilidad. La importancia de este guion es clave a la hora de garantizar la máxima audiencia.

A la hora de crear una campaña de storytelling, hay que tener presentes diferentes factores:

  • Debe emocionar, cautivar y motivar.
  • Debe enganchar desde el primer momento.
  • Debe tener dualidades, nudos o conflictos, que respondan a nuestras vidas reales, al día a día.
  • Debe tener un leitmotiv, esa razón de ser de la historia que la marca cuenta a través del contenido.
  • Debe prometer un resultado que genere un compromiso y una relación de confianza.

La suma de estas dos estrategias, el marketing experiencial y el storytelling, asegura con éxito un objetivo: la permanencia de tu marca en la memoria del consumidor a través de emociones, sensaciones y experiencias.

MÉTODOS DE APLICACIÓN

  1. Ofrecer experiencias más allá de la compra en zonas comerciales. Lo que se pretende es añadir un valor adicional a través momentos: disfrutar de videoconsolas mientras se compra, probar un producto selecto antes de comprarlo, etc.
  2. Buscar el auténtico valor del marketing de experiencias. Campañas que muestren lo que hace su producto sin decir lo que va a hacer.
  3. Potenciar la campaña integrando todos los sentidos: oído, tacto, gusto, vista y olfato.
  4. Aprovechar el big data para segmentar al público y conocer al detalle sus gustos, lo que permite desarrollar una campaña promocional a medida. El objetivo es sorprender al consumidor para que se sienta importante para la marca.

 

No obstante, esta estrategia de marketing será más fácil de entender si vemos su aplicación sobre casos reales.

Starbucks es un gran ejemplo de compañía que vende experiencias. Su verdadero éxito no radica en vender café, sino en vender la experiencia de estar en sus tiendas.

Esta marca ofrece sensaciones y emociones para ofrecer una experiencia a su consumidor que le permita sentirse cómodo e identificado.

Estos son algunos de los factores clave del marketing sensorial:

  • Vista. Potencian una buena vista a través de cuadros, fotos, colores cálidos y agradables, a la vez que ofrecen una sección de prensa.
  • Gusto. Mediante un riguroso control de calidad sobre su café, lácteos y agua, la marca se preocupa de que el consumidor deguste su producto con el mejor sabor posible.
  • Olfato. No disponen de secciones para fumadores para no alterar el olor característico de las tiendas, y así evitan contaminar los aromas del establecimiento.
  • Tacto. Para que el cliente no se encuentre con superficies en mal estado, usan estrategias de “clientes misteriosos” que verifican que el mobiliario está en buen estado y es suave al tacto. Otro factor son las “mangas”, el cartón que rodea el vaso para evitar que el consumidor se queme o enfríe la bebida al degustarla.
  • Oído. Música suave que invita a disfrutar un rato del producto y crea ambientes adecuados.

 

Otra marca experta en marketing de emociones es Coca-Cola. La experiencia se realiza a través de una máquina de vending en el centro de Londres que abre la puerta a la fiesta de Ushuaïa. Para dar acceso al público, este debía demostrar que era merecedor de la fiesta.

Una evidencia del marketing experiencial de esta campaña es que la marca queda en un segundo plano, incluso es la excusa para el gran evento que le espera al público, pero en ningún caso es el producto.

Otro gran ejemplo lo encontramos en la empresa holandesa de colchones Matt Sleeps. Esta marca creó un espacio para que las personas amaran sus colchones. Para ello, convirtió el concepto de Hangover Bar, un lugar que cura la resaca. En este espacio solo se servían productos pensados para curar la resaca.

Se trata de una estrategia de marketing experiencial que identifica y cualifica al cliente en el momento, ya que, para entrar, es necesario soplar en un alcoholímetro y pasar unas pruebas de acceso. El bar dispone de una serie de espacios verdes, enfocados al relax con amigos, donde el consumidor solo puede usar las camas para relajarse.

Aunque los colchones tienen la marca impresa en sus lados, esta no aparece en ningún otro sitio ni momento, pero a través de la conexión y empatía con un segmento de público y la viralidad, la marca promociona su producto.

En definitiva, queridos User Lovers, esta es una excelente disciplina para afianzar tu marca en tus usuarios. ¿Conoces otro ejemplo de Marketing experiencial? Puedes compartirlo con todos en los comentarios.