Posts Taged inbound-marketing-es

SUMA LAS CAMPAÑAS DRIP A TU ESTRATEGIA DE INBOUND MARKETING

¡Hola de nuevo, User Lovers! ¿Os acordáis de que hace unos meses os hablé del Inbound Marketing? Pues ahora vamos a ir un paso más allá hablando de un complemento a esta estrategia: las campañas drip.

Primero, refresquemos la memoria. Como ya sabréis, el Inbound Marketing es una estrategia totalmente opuesta al spam que tanto odiamos. El comportamiento de los consumidores ha evolucionado y, hoy en día, queda totalmente descartado perseguir al usuario con tácticas intrusivas. Por el contrario, en la actualidad, tratamos de crear contenidos que aporten valor para que sea el usuario el que venga a nosotros. Este contenido valioso para nuestro público puede difundirse a través de diferentes canales como las redes sociales, el blog o, el que nos incumbe para hablar de las campañas drip, el email.

¿Qué son las campañas drip?

Las campañas drip son la personalización llevada al extremo en el Email Marketing.  Se componen de un conjunto automatizados de emails que siguen un razonamiento lógico basado en las acciones realizadas por el usuario. ¿No te ha quedado claro? Te lo explico con un ejemplo práctico. Imagínate que comienzas una estrategia de email marketing en la que envías una newsletter en base a una segmentación hecha previamente acorde a los intereses de tu audiencia. Habrá quien abra ese contenido y quién no. A raíz de esos resultados, seguirás definiendo esta táctica. Puede que quien no haya abierto la newsletter sí pueda abrir un siguiente email con un ebook, lo que te llevará a definir qué contenido le interesa a ese usuario.

 

La campaña drip sirve para identificar estos comportamientos en tu público para que puedas enviarle vía email un contenido de valor hecho a su medida. De este modo, quien se interese por un contenido más visual, acabará recibiendo emails similares; mientras que, por el contrario, quien prefiera un contenido más didáctico, recibirá en su bandeja de entrada correos basados en ese interés. Y así sucesivamente, en un aprendizaje continuo de nuestra audiencia de la manera más individualizada posible.

 

Resumiendo, las campañas drip adaptan tu estrategia de email marketing en base a las interacciones del usuario con tu marca, teniendo en cuenta la tasa de apertura de tus correos electrónicos, la frecuencia de visita a tu sitio web o el interés que muestren por determinado producto o servicio.

Cómo crear tu campaña drip

Ahora que ya entendemos la teoría, pasemos a la práctica. ¿Cómo empezamos a crear nuestra campaña drip?

El primer paso, y el más importante, es identificar a tu público. Segmenta tu lista de contactos en subsecciones para acertar al máximo a la hora de enviar un contenido adecuado a cada miembro de tu target. Para hacerlo, podrás guiarte por las características de uso del contenido por tu público: frecuencia de visitas, clics en determinados artículos, etc. Cuanta más información tengas, ¡mejor!

A continuación, deberás definir a qué objetivo responde tu campaña. ¿Quieres una acción por parte de tu usuario? ¿Quieres que tu target te conozca mejor? Depende de la respuesta a estas preguntas, tendrás que construir un mensaje que te ayude a conseguir el objetivo que te hayas propuesto. Puedes testearlo previamente para asegurarte que el contenido que vas a incluir en tu email es el más adecuado.

Una vez superados estos pasos estarás preparado para comenzar a definir tu campaña. ¿Qué email vas a enviar a quién? ¿Cuándo lo vas a hacer? ¿Cada cuánto tiempo vas a volver a mandar los emails? Depende de a qué parte de tu público se lo quieras enviar o con qué fin, las respuestas a estas preguntas deberían ser diferentes. No puedes cometer el error de enviarle a un usuario un contenido que no se ajuste a sus características. Debes personalizar los correos que mandes al máximo.

Cuando tengas todos estos aspectos aclarados, ¡podrás empezar a lanzar tus emails! No te olvides de medir los resultados para poder estudiar cómo se está desarrollando tu estrategia y utiliza esta información para seguir personalizando tu contenido. Seguro que con paciencia y tiempo acabarás notando un incremento de tus leads y en el tráfico de tu página web.

¿A qué esperas para implantar las campañas drip?

 

 

¿Por qué invertir en Content Marketing?

Como usuarios, nos vemos continuamente bombardeados por mensajes de todo tipo a través de Internet y de las redes sociales. Recibimos miles de estímulos y, entre todos ellos, solo unos pocos son capaces de llamar nuestra atención.

Llegar a captar el interés de tus potenciales consumidores siendo un User Lover no es una tarea sencilla, sobre todo cuando la competencia es tan feroz. Apostar por contenidos de calidad, que aporten un verdadero valor al usuario y que generen conversación es tu mejor baza para conseguirlo y mejorar la imagen de tu marca.

Joe Pulizzi define el content marketing como “una técnica de creación y distribución de contenido relevante y valioso para atraer, adquirir y llamar la atención de un público objetivo bien definido, con el objetivo de impulsarles a ser futuros clientes”.

 

¿Cómo ha cambiado Internet la relación de las empresas y sus usuarios?

La generalización de Internet ha provocado el traspaso de poder de la marca al consumidor: ellos buscan lo que quieren comprar, cuando quieren comprarlo, cómo quieren comprarlo… Y a veces sin publicidad. Además, los usuarios también generan sus propios contenidos: las opiniones y críticas pueden ser tan favorables como destructoras y hay que saber gestionarlas.

Por todo ello, como buen User Lover debes ser consciente de que el viraje hacia el Inbound Marketing es más que necesario para tu empresa, ya que tus ventas dependen en gran medida del engagement que seas capaz de generar.

Actualmente, las marcas como la tuya pueden contactar con sus potenciales consumidores de tres formas:

  • Medios pagados: Desde la televisión a un anuncio en Facebook, se trata de promocionar tus contenidos para llegar al mayor número posible de usuarios dentro de tu target. Aquí encajaría tu estrategia SEM.
  • Medios propios: En esta categoría tienes el blog corporativo, las redes sociales de tu empresa… Es un espacio en el que puedes decir lo que quieras y como quieras con el objetivo de ofrecer contenidos de valor que atraigan a tus potenciales consumidores. También es el lugar donde promover la conversación con tus usuarios de forma controlada. Con ello trabajarías el SEO o posicionamiento orgánico.
  • Medios ganados: Si tu contenido es bueno y consigues distribuirlo de forma exitosa, otros reconocerán ese trabajo y lo compartirán. Es lo que siempre se ha llamado “el boca a boca”.

 

Lo ideal es que, trabajando tus contenidos, consigas aumentar los medios ganados para disparar el número de visitas a tu página y, así, poder llegar a más potenciales clientes.

 

Dicho esto, ¿aún no tienes claro por qué necesitas una buena estrategia de contenidos?

Si aún no te has convencido de la importancia de invertir en profesionales que generen un contenido de calidad para tu marca, aquí te dejamos 4 razones para ello:

  1. El consumidor ha cambiado y también la forma de relacionarse contigo: al usuario ya no le vale que cantes las maravillas de tu producto o de tu marca: tienes que demostrárselo. Tienen que ver que eres útil y para ello debes empezar ofreciendo sin pedir nada a cambio.
  2. Tu tendrás el control: no es raro que una campaña caiga víctima de los temidos y volubles algoritmos. Si tu estrategia depende demasiado de ellos, nunca podrás tenerla controlada y es posible que no llegues bien a los segmentos de población deseados. Sin embargo, cuando cuentas con una comunidad bien asentada, siempre podrás trabajar con y a partir de ellos.
  3. Poseerás un mayor conocimiento del usuario: gracias a la forma en la que interactúan con tu marca y tus productos los comentarios positivos y negativos que te hagan llegar (entre otros datos), conseguirás un conocimiento mucho más completo y tridimensional. Esto te permitirá, a su vez, adaptar mejor tus contenidos a sus necesidades y mejorar así el engagement con ellos.
  4. Asentarás tu posición como líder en el sector: cuantos más usuarios confíen en tu marca y tu criterio, mayor será tu influencia. La confianza siempre atrae a los consumidores.

 

Nunca lo olvides: hoy en día ya no se trata de vender directamente, sino de generar sensaciones en el consumidor que lo impulsen a elegirte por encima de la competencia. El costumer journey se ha vuelto una experiencia más emocional que racional en muchos aspectos, por lo que proporcionar valor e impactar al usuario son los caminos más rápidos hacia su bolsillo.