FROM THE BLOG

MARKETING EXPERIENCIAL FOR DUMMIES II

Querido User Lover, como ya te comenté, para que tu empresa destaque de la competencia, es fundamental realizar acciones diferentes. De este modo, las compañías que tendrán éxito serán aquellas capaces de ofrecer la oportunidad de vivir nuevas sensaciones mientras el usuario compra un producto

No obstante, el marketing experiencial suele prometer unas expectativas que están muy por encima de las que realmente ofrece, lo que dificulta la fidelización del consumidor. Ahora bien, quizá te estés preguntando: ¿se pueden prevenir estas situaciones? La respuesta es que sí y, para ello, hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Analizar el contexto de los clientes. Es fundamental que la marca conozca el entorno cultural y sociológico en el que se mueven los consumidores.
  2. Crear una estrategia. Posteriormente, se debe plasmar en un informe estratégico el tipo de experiencias que pueden tener un impacto positivo sobre ellos. Por tanto, hay que tener claro el qué experiencia debemos crear.
  3. Diseñar la experiencia. Consiste en formar una imagen coherente con la marca que permita crear experiencias positivas.
  4. Crear relaciones. En este punto entrarían acciones como ajustar los canales de comunicación, formar a vendedores, etc.
  5. Conseguir una estrategia capaz de escuchar al mercado y adaptarse a sus necesidades, cambios culturales y experiencias.

Bernd Schmitt, profesor de la Universidad de Columbia y uno de los autores más importantes que existen sobre el tema, planteó cinco estrategias en función del campo experiencial en el que se basan: percepción, sentimiento, pensamiento, actuación y relación. Y como consecuencia, propuso cinco tipos de Marketing de Experiencias:

  • Marketing de sensaciones: pretende atraer al consumidor mediante el placer estético, la emoción y agrado a través de la estimulación de sus sentidos.
  • Marketing de sentimientos: su propósito es que, mientras el usuario consume un producto o servicio, se despierten a su vez en él una serie de emociones positivas.
  • Marketing de pensamientos: el objetivo es apelar a la inteligencia para crear experiencias cognitivas que solucionen problemas.
  • Marketing de actuaciones: buscar diseñar experiencias vinculadas al comportamiento y a la interacción con los otros.
  • Marketing de relaciones: su intención es ofrecer experiencias intensas en conexión con otras personas o grupos.

MEJOR VIVIRLO A QUE TE LO CUENTEN: DIFERENCIAS CON EL MARKETING TRADICIONAL

Mientras que el marketing tradicional está más centrado en los números y las ventas, el marketing de experiencias se centra en las personas, en potenciar sus sentidos, sus emociones y sus sensaciones positivas durante el proceso de compra; así es como el usuario elegirá un producto o servicio y no otro.

Esto permite que se establezcan relaciones con el cliente más sólidas que las que se pueden conseguir por medio de la publicidad tradicional, ya que el marketing emocional ofrece una comunicación individualizada y esto crea un compromiso afectivo mayor.

BENEFICIOS DEL MARKETING EXPERIENCIAL

  • Diferenciación de la competencia gracias a la creación de sensaciones y vivencias.
  • Permite involucrar a los compradores en estas acciones. Esto facilita la creación de sentimientos positivos hacia la marca.
  • Clientes satisfechos, lo cual se traducirá en mejor reputación, mayor difusión y, por tanto, nuevos usuarios.
  • Incremento de las ventas y mayor fidelización de los consumidores.

Los hábitos de los usuarios cambian y es necesario apostar por nuevas técnicas de marketing. Si este evoluciona, ¿por qué tu empresa no? En definitiva, el marketing experiencial lleva al terreno práctico aquello que sabemos que va a emocionar al consumidor y le adentra en una experiencia real que siempre va asociada a la marca, generando en él un fuerte recuerdo por haber vivido esa sensación en primera persona.

Comments are closed.