Artículos Blog

La analítica de las emociones. La herramienta de los User Lovers.

By febrero 2, 2018 julio 3rd, 2018 No Comments

Muchas veces estás viendo una peli en la tele y de repente, de golpe y porrazo, saltan los anuncios. Siete minutos por hora, ni más ni menos. Así está estipulado en España. Normalmente, si la peli estaba en el punto más álgido de todo su drama, saltas en cólera y te planteas hasta cambiar de canal, pero como la peli te interesa, aguantas y te dices a ti mismo que siete minutos de anuncios no son tanta espera al fin y al cabo. También normalmente en esos siete minutos verás unos catorce anuncios, de los cuales te gustarán quizás dos y de esos dos quizás al día siguiente llegues a recordar uno. Ese anuncio no tiene por qué ser brillante, pero de un modo u otro ha resultado eficaz. Ha cumplido uno de sus cometidos: que no lo olvides. Que después vayas a comprar su producto eso es ya otra historia.

Cómo distinguir si un anuncio es brillante, malo o simplemente ineficaz.

Si en el mundo offline conseguir que un anuncio deje huella es difícil, en el mundo online puede parecer de primeras harto complicado. Te entiendo, es el primer pensamiento al vuelo. Pero hay una serie de particularidades que diferencian el offline del online y que convierten a este segundo en una ventaja competitiva para las marcas.

¿Qué hace que un anuncio sea bueno? Lo primero que necesita es tener una alta dosis creativa. Es esencial salirse del tiesto para diferenciarse del resto. Y, continuando esa esencia, sabes que un anuncio es bueno porque de un modo que quizás no sabes explicar ha hecho mella en ti. Como si te hiciera clic en la cabeza. ¿Y sabes por qué te hace clic? Porque la base del anuncio, el concepto, representa una verdad universal, un insight que te resulta familiar y que encaja contigo.  Y entonces te dices: “eso a mí también me ha pasado”. Como si fuera el inicio de un buen monólogo: “¿Os ha pasado alguna vez que…?

Por qué un anuncio parece que estuviera hecho para mí.

Los anuncios de televisión se centran en distintos públicos y franjas horarias. Quizás antiguamente los anuncios de colonias se ponían a la hora de la comida y los de aspiradoras por la mañana. Pero ahora, en este universo digital, las posibilidades de hipersegmentar tu público lo ha cambiado todo. Puedes ofrecerles un contenido completamente personalizado y esto se ve reflejado por ejemplo en esa gran cantidad de ads que te encuentras en Facebook, en tus búsquedas de Google, de productos que conectan contigo, que alguna vez has buscado o que simplemente te llaman la atención.

Cómo sabes si mi anuncio va a funcionar.

Si quieres saber si tu anuncio funciona, es indispensable que evalúes sus resultados. Obviamente, tú buscas crear anuncios lo suficientemente elocuentes como para emocionar a tus usuarios. Ya sea porque trabajas con un cliente, porque lo haces en una agencia de marketing o de comunicación, tienes que crear un anuncio que encaje dentro de un presupuesto fijado. Y la manera de medir los resultados es muy distinta en televisión que en los medios online.

Emociona a tus usuarios con tus anuncios sin pasarte del presupuesto.

Cómo se mide el éxito de un anuncio.

La gran diferencia entre la tele y los medios online está en que en este segundo todo, absolutamente todo se puede medir. Su capacidad de análisis de métricas es infinitamente superior al de televisión y eso supone una ventaja competitiva por la cual muchas marcas están abandonando la tele para centrarse en los entornos digitales.

Ventajas de los anuncios en medios digitales.

  • Los anuncios online tienen un coste muy inferior en comparación al de televisión.
  • Se pueden medir los resultados con una analítica no solo fiable, sino que además es exacta.
  • Se puede personalizar el contenido y segmentar el anuncio por públicos objetivos, por lo que consigues que un contenido concreto llegue justo a una persona en particular.
  • Puedes encajar tu capacidad creativa con tu intuición estratégica de un modo más eficiente, ya que recibes el feedback de los usuarios de una forma más directa.
  • Te permite aplicar las herramientas de Target Design y centrarte más en factores etnográficos de los usuarios en lugar de los grupos sociodemográficos.
  • A través de unos simples clics puedes conocer rápidamente qué campañas retienen a los usuarios y dónde encuentran ellos el valor intrínseco a la campaña.
  • Te permite analizar las emociones de tus usuarios y trabajar en base a ellas.

Para qué necesitas la analítica de las emociones en tu campaña de ads digital.

Conseguir respuestas a través de las conclusiones del comportamiento emocional de los usuarios se ha vuelto clave para elaborar estrategias de marketing digital centradas en el cliente.

Ser User Centric no es una filosofía barata utilizada para engatusar a las empresas. Se trata de una estrategia muy elaborada que diseña campañas en base al tipo de usuario con el fin de aportarles la experiencia de mayor valor posible y que resuelva las necesidades que tienen.

Ya sabes, querido User Lovers: convierte la analítica emocional en una estrategia práctica de marketing digital.