Artículos Blog

Ingredientes para el éxito de tu marca personal, con Juan Merodio.

By septiembre 14, 2017 julio 3rd, 2018 No Comments

Hola queridos User Lovers, hoy me tomo un café con Juan Merodio, emprendedor en el mundo digital dedicado a ayudar a empresas a conseguir un mayor volumen de negocio y ser más exitosas. Hasta ahí el nombre comercial, porque Juan se dedica sobre todo a explotar la marca personal.

Empezamos el café y Juan me comenta que una de sus premisas en la vida siempre ha sido el salirse de la zona de confort. La curiosidad es una inquietud muy poderosa en él y siempre le ha guiado. Le pregunto por cómo surgió esto de su marca personal y me responde que él nunca pensó en crearse la suya propia, sino que surgió por puro accidente.

Juan empezó con un blog como plataforma matriz de contenidos. Trabajaba en una agencia de marketing y se empapaba de todos los conocimientos de inbound marketing.

Vender de la manera tradicional ya no funciona. Ahora vender significa ayudar al usuario. Ayudarle a que te elija”.  Ambos coincidimos en esta idea y de aquí parte todo el desarrollo del café.

 

¿Cuáles son los ingredientes para tener éxito con una marca personal?

A vueltas con este café digital, Juan y yo sacamos varios tips para tener éxito con una marca personal, y no son ni más ni menos que generar mucho contenido útil para los usuarios, moverse mucho por donde este usuario se mueva y ser generoso con el contenido y con tu usuario. Parece sencillo, pero detrás de estos tips se esconde una base muy grande de trabajo.

Juan no da conferencias para vender productos, en este caso sus propios libros (ha publicado once libros). Lo suyo nace del networking y, si de alguna manera puede haber negocio entre ambas partes, esto se conectará ineludiblemente. Suena un poco a destino, pero este destino se trabaja. El objetivo de sus libros, pues, consiste en ir generando valor a través del contenido que le proporcionan esos libros. Considera que el conocimiento es distribución, y eso le genera clientes, cursos y demás conferencias. Su ejemplo es el grupo de música Iron Maiden, quienes sabían que su negocio ya no estaba en vender discos, porque la gente los piratea. Analizaron entonces de qué países se estaban descargando ilegalmente más veces su música e hicieron los conciertos específicamente en esos países. Resultado: todo vendido. Ahí está el negocio.

Muchas veces queremos el dinero rápido, y necesitamos armarnos de paciencia. Juan me habla de que el éxito radica en un 99% de paciencia y un 1% de inteligencia. Y yo le pregunto: «¿qué es eso de que eres autodidacta?» Su respuesta es clara: en los años dos mil, no habían cursos de marketing digital, por lo que al final aprendió a base de probar, probar y más probar. El ensayo y error. Siempre ha sido muy curioso y esa inquietud le ha ayudado a convertirse en esa esponja de contenidos sobre transformación digital.

captura02

 

Hablemos de inversión y contenidos.

La gente no invierte lo suficiente en uno mismo”; me cuenta Juan. “Y quien hoy no sabe de algo y no lo aprende es porque no quiere”. “Háblame de Karma 2.0, tu libro”, entramos en el siguiente round. Juan me explica que trata de la filosofía de dar diez veces más de lo que esperas recibir porque así recibirás diez veces más de lo que has dado. Y es que el marketing de contenidos es eso: dar sin esperar a recibir, sin coletilla comercial, sin el típico call to action de “comprar aquí”. Para que se te devuelva todo lo que has dado tiene que pasar un largo período de tiempo y necesitas mucha paciencia. El problema es que en los negocios no hay paciencia porque intentan sostenerse con el dinero con el que no deben hacerlo. Eligen el canal equivocado.

¿Todo el mundo tiene que tener marca personal?”, disparo. “Todos la tienen, aunque no se den cuenta”, me indica Juan, y prosigue: “el tamaño de una marca personal depende de la ambición de cada persona. Un influencer no tiene por qué tener un millón de seguidores. No es cuestión de número de seguidores, sino más bien de la calidad como seguidor. Fíjate que, cuando alguien sale a buscar trabajo, las empresas que le entrevistan ahora se dirigen a Google a buscarle y ahí entra ya en acción la marca personal. Por eso debes construirla tú y no dejar que otros la construyan por ti«.

Tienes que ser consciente de la repercusión que puede tener tu contenido en las redes sociales para el futuro.

 

¿El contenido es el rey?

Mi visión con respecto al contenido va un poco sobre el discurso que damos como marca. Entendemos que, donde está el bolsillo de nuestro usuario está su corazón. Entonces, si las empresas invierten  el 10% en producción de contenidos y el 90% en distribución de medios, entonces no están cumpliendo con la premisa de que el contenido es el rey. “Se dice, pero no se hace”; sentencia Juan. “El problema es el foco”; continúa. Y yo le pregunto que, si  es cuestión de creer en una calidad de contenidos de marketing digital que de verdad aporte valor a los usuarios, por qué las marcas no lo demuestran. “Mira, para abordar la transformación digital, la mayoría de las empresas deberían despedir a sus jefes”; me responde.

captura01

Y, ¿qué es la transformación digital según Juan Merodio?

Es adaptarse al mercado actual y a sus necesidades. El punto de contacto es la atención al cliente. Y habla de despedir a los jefes porque entiende que la transformación digital es algo que tiene que ir dentro del ADN de la empresa, y si el jefe no lo tiene y necesita buscarlo fuera, quizás debas prescindir de él. Importantísimo es que la gente que trabaja en la empresa  sea feliz trabajando. La productividad mejora considerablemente.

captura03

 

¿Cuál es el porcentaje razonable entre producción y distribución?

Según Juan, el equilibrio estaría en un 60% para producción, y el resto para distribución. Lo que la gente se pregunta muchas veces con respecto a los contenidos es cómo todo esto lo retornan. Merodio explica que quizás no se pueda demostrar el porcentaje en que afectan los contenidos a la empresa, pero es obvio que sí lo hacen, por lo que invertir en ellos resulta clave.

En definitiva, User Lovers, la transformación digital es una cuestión de personas, como coincidimos en afirmar tanto Juan como yo. A las empresas les cuesta entender que sus productos no son para todos los públicos, sino que tienen que targetizar para elegir a sus clientes.

Elegir a tu cliente. Ahí radica la hipersegmentación.

Un abrazo, User Lovers.