Artículos Blog

Cómo generar valor en tu marca con los momentos móviles

By enero 25, 2018 julio 3rd, 2018 No Comments

Responde con sinceridad: ¿desde dónde estás leyendo este artículo? ¿Puede ser el ordenador? ¿Quizás la Tablet? Seguramente, como la mayoría de los usuarios, estés conectado desde el móvil. Y no me parece una mala respuesta. Al contrario: es lo que la evolución dicta. Y esto sucede porque echamos mano de lo que tenemos más cerca para consultar cualquier información. Utilizamos el móvil porque nos ofrece una respuesta inmediata (¿Cuánto tardas en desbloquearlo?) y porque, en definitiva, nos ofrece un momento cargado de valor que enriquece nuestra experiencia digital.

Como usuarios lo tenemos claro. Pero, ¿y cómo marcas? ¿Estamos poniendo el foco en cómo el móvil puede aportar un valor positivo a las experiencias de nuestros usuarios?

¿Por qué es importante poner el ojo en la experiencia móvil de los usuarios?

  1. Porque es donde más tiempo pasan. Piensa que los usuarios dedican varias horas al día a consumir contenidos digitales, ya sea a través de redes sociales o medios web, así como plataformas y apps de contenidos. En realidad, los usuarios interactúan con marcas el doble desde el móvil que desde cualquier otro canal, y este porcentaje es mayúsculo, tanto que puede significar la supervivencia de una marca.
  2. Porque conseguir una experiencia de usuario positiva a través de móvil aumenta hasta en un 60% las posibilidades de venta, esto es, la conversión de leads a ventas. Generalmente las marcas ponen el foco fuertemente en la conversión de leads, por lo que trabajar un contenido de valor que apoye su estrategia de marketing digital es básico y esencial.
  3. Porque las técnicas de Inbound Marketing nos están demostrando que es mejor seducir que suplicar. No podemos pedirle al usuario que nos compre, pero sí podemos persuadirle a elegir nuestro producto o servicio aportando un contenido que sí solucione las necesidades que el consumidor tiene.
  4. Porque una experiencia de usuario negativa puede resultar nefasta, catastrófica. Si el usuario lleva medio minuto esperando a que la página web de tu e-commerce abra, es más que probable que no llegue a realizar la compra. Si además no consigue encontrar tu producto o siquiera conocer su disponibilidad, desistirá a las primeras de cambio. Y tú no quieres que desistan de la compra.

¿Cómo mejorar la experiencia de usuario de mi web?

  • La velocidad de carga de la página. Más de la mitad de los usuarios abandonan los sitios web que tardan más de 3 segundos en cargarse. Repito: 3 segundos. El usuario de hoy en día no es que tenga poca paciencia, sino que le desespera perder un solo segundo de su tiempo. El verdadero valor de las cosas está en el tiempo que nos toma realizarlas. Y tardar más de 3 segundos en cargar una página web es ahora mismo mucho tiempo. Te recomiendo que realices test de velocidad a tu página web cada semana para controlar los tiempos de carga.
  • La relevancia de tu web. ¿Y qué es la relevancia? Es la correspondencia que debe existir entre las palabras clave que el usuario introduce cuando consulta en los buscadores y el contenido y código de la página web a la que ha accedido a través de los resultados de búsqueda. ¿Qué quiere decir esto? SEO, amigo. Debes trabajar la UX de tu web para ofrecer la información de la forma más clara y sencilla posible. Tus usuarios van a querer desplazarse fácilmente por la web y realizar búsquedas desde la misma. Pónselo fácil. Si tu web tiene un carrito de la compra, facilítales el proceso de tramitación de la misma rellenando previamente las preferencias de los usuarios o utilizando un servicio de terceros que tenga guardados los datos de facturación. Piensa que, si el usuario tiene que volver a introducir los datos de envío para la compra, es posible que desista. Otra vez el tiempo como factor clave en el proceso de compra.

¿Cómo ayudar a los usuarios en el proceso de compra?

  • Ofrece un servicio de atención al cliente rápido y fácil de usar. Si tus usuarios han tenido una duda o un problema o simplemente quieren realizarte una consulta, deben de poder hacerlo del modo más sencillo posible, y tienen que encontrar ese modo rápidamente en la web.
  • Muestra claramente la disponibilidad de cada artículo. Nada más desesperante que estar en el proceso de compra rellenando tus datos y, cuando vas a tramitarla, la web te indica que el producto ya no está en stock.
  • Adelántate a las necesidades de tus usuarios. Ofréceles productos o soluciones que les sean útiles en cada momento. Pregúntate cómo va a entrar el usuario a tu web, qué puede hacer y, sobre todo, qué no puede hacer dentro de la página.
  • Define el punto de recorrido de compra en el que se encuentra el usuario para poder mostrarle anuncios más relevantes.
  • No ofrezcas jamás una experiencia neutral, porque siempre termina siendo negativa. Si no estás siendo relevante, no estás siendo necesario para tu usuario, y éste dejará de buscarte.
  • No incluyas elementos disruptivos en tu web. Todos odiamos las ventanas emergentes, así que destiérralas de tu estrategia.

Por último, el consejo más relevante que puedo ofrecerte es que no le digas nunca al usuario cómprame y deja que éste te elija. ¿Cómo? Déjale que controle el contenido que consuma. Si se lo impides, tú pierdes.