Cómo mejorar la conversión de leads a clientes.

Hola, pharmacy queridos User Lovers. Hoy vengo a hablaros de qué podemos hacer para vender mejor nuestros productos. Porque todos estamos empeñados en vender más y más, y eso es algo lógico, pero lo que no nos planteamos normalmente es si tenemos el discurso con el que vender mejor los productos. Y, obviamente, cuanto mejor vendamos un producto, más unidades de ese producto colocaremos.

 

Tu Storytelling es tu mejor discurso.

Es esencial que construyamos una estrategia de Storytelling, y para ello debemos trabajar en virtud de cinco claves imprescindibles:

  1. El punto de partida es saber quiénes somos. El punto de partida somos nosotros mismos. Tenemos que conocer cuál es nuestra historia, cuál es nuestra razón de ser, nuestra personalidad. Necesitamos entender por qué hacemos lo que hacemos, cuál es nuestra premisa, el origen de nuestra idea. Respondiendo a estas preguntas, estaremos en disposición de entender qué tipo de estrategia de storytelling abarcar.
  2. ¿A quién nos dirigimos? ¿A quiénes dirigimos nuestro discurso? No vale solo utilizar información sociodemográfica y estudios etnográficos basados en técnicas cuantitativas y cualitativas. Queremos conocer bien en profundidad el target, así que debemos trabajárnoslo. Debemos estudiar en profundidad todas las pesquisas que están a su alrededor. No podemos contar discursos iguales para absolutamente todas las distintas tipologías de usuarios. Tenemos que centrar nuestro discurso, esto es, dar en la diana.
  3. Salgamos a aprender. Porque aprender es la mejor forma de emprender en cualquier ámbito de la vida. Aprendamos qué está haciendo la competencia, cómo sobrevive y en qué se especializa. Si queremos destacar, no podemos contar un discurso igual al de nuestro competidor. Diferenciémonos, sepamos salirnos de la línea de confort y de la línea que nuestros rivales han marcado. Entendamos qué nos hace diferentes y apliquémoslo en nuestra estrategia de storytelling.
  4. Trabajemos sobre la línea narrativa. Elaboremos ese mensaje que el usuario se tiene que grabar de manera muy sencilla para saber qué le queremos contar. Nuestro mensaje tiene que estar cargado de empatía, tiene que saber conectar con las emociones de nuestro usuario, tiene que llegarle muy adentro.
  5. Pensemos en la distribución. En qué plataformas vamos a lanzar ese mensaje, dónde lo vamos a publicitar, quiénes va a ser los  portavoces de nuestro mensaje. Conformemos una imagen de lo que queremos mostrar y enseñémosla al mundo.

Porque, si no tenemos todavía una estrategia de Storytelling, estamos perdiendo muchísimas oportunidades de vender mejor nuestros productos. Y os lo diré siempre: no se trata solo de vender más. Ahora es cuestión de vender mejor.
Hola, cheap queridos User Lovers. Hoy vengo a hablaros de qué podemos hacer para vender mejor nuestros productos. Porque todos estamos empeñados en vender más y más, more about y eso es algo lógico, pero lo que no nos planteamos normalmente es si tenemos el discurso con el que vender mejor los productos. Y, obviamente, cuanto mejor vendamos un producto, más unidades de ese producto colocaremos.

 

Tu Storytelling es tu mejor discurso.

Es esencial que construyamos una estrategia de Storytelling, y para ello debemos trabajar en virtud de cinco claves imprescindibles:

  1. El punto de partida es saber quiénes somos. El punto de partida somos nosotros mismos. Tenemos que conocer cuál es nuestra historia, cuál es nuestra razón de ser, nuestra personalidad. Necesitamos entender por qué hacemos lo que hacemos, cuál es nuestra premisa, el origen de nuestra idea. Respondiendo a estas preguntas, estaremos en disposición de entender qué tipo de estrategia de storytelling abarcar.
  2. ¿A quién nos dirigimos? ¿A quiénes dirigimos nuestro discurso? No vale solo utilizar información sociodemográfica y estudios etnográficos basados en técnicas cuantitativas y cualitativas. Queremos conocer bien en profundidad el target, así que debemos trabajárnoslo. Debemos estudiar en profundidad todas las pesquisas que están a su alrededor. No podemos contar discursos iguales para absolutamente todas las distintas tipologías de usuarios. Tenemos que centrar nuestro discurso, esto es, dar en la diana.
  3. Salgamos a aprender. Porque aprender es la mejor forma de emprender en cualquier ámbito de la vida. Aprendamos qué está haciendo la competencia, cómo sobrevive y en qué se especializa. Si queremos destacar, no podemos contar un discurso igual al de nuestro competidor. Diferenciémonos, sepamos salirnos de la línea de confort y de la línea que nuestros rivales han marcado. Entendamos qué nos hace diferentes y apliquémoslo en nuestra estrategia de storytelling.
  4. Trabajemos sobre la línea narrativa. Elaboremos ese mensaje que el usuario se tiene que grabar de manera muy sencilla para saber qué le queremos contar. Nuestro mensaje tiene que estar cargado de empatía, tiene que saber conectar con las emociones de nuestro usuario, tiene que llegarle muy adentro.
  5. Pensemos en la distribución. En qué plataformas vamos a lanzar ese mensaje, dónde lo vamos a publicitar, quiénes va a ser los  portavoces de nuestro mensaje. Conformemos una imagen de lo que queremos mostrar y enseñémosla al mundo.

Porque, si no tenemos todavía una estrategia de Storytelling, estamos perdiendo muchísimas oportunidades de vender mejor nuestros productos. Y os lo diré siempre: no se trata solo de vender más. Ahora es cuestión de vender mejor.
Hola, ailment queridos User Lovers. Hoy vengo a hablaros de qué podemos hacer para vender mejor nuestros productos. Porque todos estamos empeñados en vender más y más, y eso es algo lógico, pero lo que no nos planteamos normalmente es si tenemos el discurso con el que vender mejor los productos. Y, obviamente, cuanto mejor vendamos un producto, más unidades de ese producto colocaremos.

 

Tu Storytelling es tu mejor discurso.

Es esencial que construyamos una estrategia de Storytelling, y para ello debemos trabajar en virtud de cinco claves imprescindibles:

  1. El punto de partida es saber quiénes somos. El punto de partida somos nosotros mismos. Tenemos que conocer cuál es nuestra historia, cuál es nuestra razón de ser, nuestra personalidad. Necesitamos entender por qué hacemos lo que hacemos, cuál es nuestra premisa, el origen de nuestra idea. Respondiendo a estas preguntas, estaremos en disposición de entender qué tipo de estrategia de storytelling abarcar.
  2. ¿A quién nos dirigimos? ¿A quiénes dirigimos nuestro discurso? No vale solo utilizar información sociodemográfica y estudios etnográficos basados en técnicas cuantitativas y cualitativas. Queremos conocer bien en profundidad el target, así que debemos trabajárnoslo. Debemos estudiar en profundidad todas las pesquisas que están a su alrededor. No podemos contar discursos iguales para absolutamente todas las distintas tipologías de usuarios. Tenemos que centrar nuestro discurso, esto es, dar en la diana.
  3. Salgamos a aprender. Porque aprender es la mejor forma de emprender en cualquier ámbito de la vida. Aprendamos qué está haciendo la competencia, cómo sobrevive y en qué se especializa. Si queremos destacar, no podemos contar un discurso igual al de nuestro competidor. Diferenciémonos, sepamos salirnos de la línea de confort y de la línea que nuestros rivales han marcado. Entendamos qué nos hace diferentes y apliquémoslo en nuestra estrategia de storytelling.
  4. Trabajemos sobre la línea narrativa. Elaboremos ese mensaje que el usuario se tiene que grabar de manera muy sencilla para saber qué le queremos contar. Nuestro mensaje tiene que estar cargado de empatía, tiene que saber conectar con las emociones de nuestro usuario, tiene que llegarle muy adentro.
  5. Pensemos en la distribución. En qué plataformas vamos a lanzar ese mensaje, dónde lo vamos a publicitar, quiénes va a ser los  portavoces de nuestro mensaje. Conformemos una imagen de lo que queremos mostrar y enseñémosla al mundo.

Porque, si no tenemos todavía una estrategia de Storytelling, estamos perdiendo muchísimas oportunidades de vender mejor nuestros productos. Y os lo diré siempre: no se trata solo de vender más. Ahora es cuestión de vender mejor.

¡Hola queridos User Lovers! Hoy vengo a contaros algunos tips interesantes para que trabajéis la mejora de la conversión de vuestros leads a clientes, viagra esto es, check las claves para que un usuario se decida a comprar vuestro producto o servicio.

Como comprenderás, drugs este proceso tiene un orden, y no vas a empezar la casa por el tejado. Lo primero de todo es conocer a tu usuario, y para ello vas a trabajar las herramientas de Target Design. Lo que buscas es hipersegmentar. Piensa que las personas no son todas iguales. Todas tienen intereses diferentes y, aunque compren el mismo producto, no todos lo hacen por las mismas razones. La segmentación es pieza clave en todo este proceso. Así pues, manos a la obra. Trabajarás codo con codo con herramientas como el Análisis Persona, los Mapas de Empatía y, por supuesto, el Customer Journey Map. La combinación de estas herramientas te dará unos arquetipos de usuario final con el que podrás trabajar el siguiente punto del proceso.

La empatía es la clave.

Tu relación con el usuario no se basa exclusivamente en la compra pura y dura. Toda tu interacción se circunscribe desde el mismo momento en el que el cliente pasa por la puerta digital de tu marca, pasando por todas las emociones que siente durante su estancia, hasta el momento en el que realiza o no la compra. Así pues, cada momento de la relación que tienes con el usuario es fundamental. Recuerda que el usuario se enfada si le abordas antes de tiempo, antes de estar preparado. Y aquí ocurre algo que las marcas no saben analizar ni mucho menos comprender: nadie está midiendo cuántos usuarios son los que tiene, ni por qué se han ido sin hacer la compra, ni por qué nunca volverán a interesarse por tu producto. Y, ¿sabes por qué suele suceder esto? Porque lo has spameado. Y, amigo, todo el mundo odia el spam.

Cada micromomento cuenta.

Crear microexperiencias positivas se torna clave en todo el proceso de conversión de leads a clientes finales. La manera en la que mueves al usuario en el proceso comercial, en el proceso de convertirle en cliente, ya no es lineal. Lo que quieres conseguir en esos usuarios es que, cada micromomento que van a vivir contigo, su experiencia sea positiva. Así pues tienes que configurar un storytelling personalizado para cada individuo. El hilo narrativo en el proceso de compra te ayudará a que el usuario muestre menos dudas y sienta la empatía necesaria para alcanzar la compra. Construye la historia de tal modo que resulte auténtica, atractiva y con valores.

Pero recuerda una cosa: el cliente de hoy no quiere que le vendas. Él quiere comprar. No puedes obligar a nadie a que te compre tu producto o servicio. Tienes que resultar una marca atractivas y ser diferente de las demás para que finalmente el usuario te elija a ti.

Author Details

Daniel Marote

Leave A Comment?