FROM THE BLOG

¿Cómo es el Gestor de Proyectos ideal?

Si te dedicas al Product Management, puede que te hayas encontrado en más de una ocasión ante personas que no tienen la más remota idea de lo que haces.

A pesar de que, actualmente, cualquier empresa necesita estar presente en el mundo digital, aún hay un elevado grado de desprestigio o intrusismo con respecto al sector. Esto acaba, sin que muchas veces sean conscientes, repercutiendo negativamente en las propias compañías.

Estas, aunque suene extraño, a veces no se plantean la necesidad de contratar a un profesional que sepa idear y gestionar todos los procesos en torno a la presencia digital de la marca. Este perfil, que ha de ser transversal e híbrido, es el de la figura del Gestor de Proyectos o Product Manager.

 

¿Cómo beneficia a tu empresa el tener en plantilla un Gestor de Proyectos Digitales?

 Además de gestionar el proceso de transformación digital de tu empresa, un Product Manager puede aportar numerosos beneficios a tu producto en particular y a tu compañía en general:

  • Gestión e implementación de las inversiones. Diseño y coordinación de campañas de marketing.
  • Establecimiento de métricas, generación de informes y análisis de la información recogida a través de los diversos canales digitales de la empresa.
  • Planificación, diseño y control de los contenidos digitales producidos y publicados.
  • Análisis y mejora de la comunicación interna y externa de la empresa; análisis del engagement de la marca, la reputación de la empresa y su potencialización a través del control de redes sociales y medios digitales en general.
  • Optimización de los recursos digitales de la empresa para conseguir la mejor User Experience posible.
  • Gestión y coordinación para el correcto funcionamiento de la web de la empresa.

 

¿Qué habilidades necesita un buen Gestor de Proyectos Digitales?

Si gestionas proyectos, quieres dedicarte a ello o estás buscando a alguien con este perfil para tu empresa, tienes que tener muy claro las habilidades necesarias para realizar tu labor correctamente.

  1. Organización: hasta la tarea más sencilla puede ocuparte un día entero si no sabes cómo organizarte y priorizar las acciones que se han de llevar a cabo.
  2. Atención al detalle: al fin y al cabo, los detalles son los que marcan la diferencia. Además, esta cualidad es importante para ver faltas de ortografía o enlaces incorrectos.
  3. Conocimiento de metodologías formales de gestión de proyectos: saber cómo abordar un proyecto dependiendo de sus características es muy importante. No todos son iguales ni tienen las mismas necesidades.
  4. Conocimiento de las tendencias en tecnología y de las plataformas emergentes: tienes que conocer las herramientas a tu alcance y las que vayan surgiendo para aprovecharlas al máximo en los proyectos en los que participes.
  5. Conocimiento de los términos relacionados con el marketing y de la jerga tecnológica: utilizar la terminología correcta te ayudará a comunicarte y a que te tomen más en serio.
  6. Nociones de arquitectura de la información: aunque no esperen de ti que configures esquemas de UX, destacarás si sabes categorizar, estructurar y auditar información de forma lógica. Esto es muy importante para que el resto del equipo pueda dedicarse al diseño y desarrollo de la información mientras tú la administras.
  7. Habilidades de negociación: tanto por plazos de tiempo como tarifas, debes saber negociar y contentar al cliente, pero también a los miembros de tu equipo.
  8. Criterio a la hora de relacionarse con proveedores y plantear colaboraciones estratégicas: cuando el equipo que dirijas no puede abarcar ciertas tareas, ya sea por falta de conocimientos o de tiempo, es muy importante saber elegir bien los proveedores y colaboradores adecuados.
  9. Redacción y edición de contenidos: poder redactar y editar correctamente es una habilidad fundamental para ti.
  10. Conocimientos de gestores de contenidos: ¿WordPress? Básico. Todos los gestores de contenidos funcionan prácticamente igual y tienes que conocer uno de ellos al menos. Crear, editar y publicar contenido a través de un CMS es una habilidad muy útil.
  11. SEO: el posicionamiento orgánico continúa dominando el proceso de descubrimiento digital. Necesitas saber cómo aplicarlo en los canales digitales que manejes.
  12. Manejo de Redes sociales: tienes que comprender las diversas plataformas, cómo funcionan y cómo aprovecharlas al máximo. Tienes que saber distinguir qué herramientas son más prácticas y útiles y porqué.
  13. Conocimientos de analítica e informes: saber cómo recopilar datos y cómo interpretarlos es un requisito fundamental para ti. De nada te sirve descargarte Google Analytics si no sabes establecer métricas ni medir los resultados.
  14. Nociones de Html/CSS: son los principales lenguajes de Internet y, por ello, poder utilizarlos es un gran punto a tu favor. Aunque en el equipo haya un programador, cuanto más sepas sobre esto, más podrás ayudar a tus compañeros.
  15. Saber usar FTP: Saber utilizarlo te diferenciará de los otros candidatos que solo utilicen Dropbox.
  16. Nociones de edición de fotos: poder hacer pequeñas modificaciones en las fotos que necesites es un buen punto a tu favor.

 

Si al principio de tu carrera no dominas algunas de estas cuestiones, no te preocupes: trabajar codo con codo con tu equipo, la investigación continua y el día a día te ayudarán a pulir tus habilidades y a desarrollar otras nuevas.

Si por otro lado buscas a un profesional con este perfil, hay algo muy importante que debes tener en cuenta: un gestor de proyectos digitales debe poseer los conocimientos y nociones básicas que hemos nombrado arriba, pero no significa que pueda hacer él solo el trabajo.

Sobrecargar a una persona no te proporcionará mejores resultados, al igual que tampoco lo hará el colocar a ciertos perfiles en posiciones que no se corresponden con su formación y experiencia.

 

 

Comments are closed.