Artículos BlogUn café con Dani Marote

Claves del Marketing Emocional, con Èlia Guardiola

By diciembre 29, 2017 julio 3rd, 2018 No Comments

Hola a todos, queridos User Lovers, bienvenidos a un nuevo Café con Dani Marote y la compañía de mi estimada Èlia Guardiola, una invitada de excepción para estas fechas tan señaladas como son las Navidades. Èlia, experta en marketing emocional y experiencial, se define como una persona normal y corriente, pero con una extrema pasión por lo que hace. Hablamos de una mujer fuerte y sobre todo valiente que, por diversas situaciones de su pasado, ha terminado por darle una vuelta a su forma de ver la vida. Y son las personas como Èlia, que se cuestionan todo y se replantean las cosas, aquellas que aplican sus experiencias en el trabajo y consiguen un grado de madurez laboral que siempre es digno de ver. Èlia continua además definiéndose “como alguien de piel”.

 

¿Qué importancia tiene la piel en el Marketing Emocional?

Arrancamos este café tan dulce y cargado de pasión preguntándole por qué la piel, por qué el tacto, por qué las emociones son tan importantes en Marketing Digital. “No somos conscientes de que somos seres más emocionales que racionales, Daniel”; me indica Èlia. “El problema de las marcas es que la experiencia del usuario no será positiva si no le has tocado la piel de su corazón”; continua nuestra invitada.

Las empresas deberían comprender que las experiencias de los usuarios tienen que convertirse en sus mayores obsesiones, más incluso que el número de ventas.

Piensa que, si tienes una experiencia de usuario positiva, automáticamente y a corto plazo, tienes una venta”; explica Èlia. No podría estar más de acuerdo con su razonamiento.

Preocúpate de las experiencias de tus usuarios. Las ventas vendrán por sí solas.

Cuando se produce una venta, no necesariamente hay una experiencia positiva por en medio, y eso es algo que muchas empresas no alcanzan a comprender. En una era digital con tanta infoxicación (información tóxica) como bien dice Èlia, lo humano es lo que trasciende por encima de todas las cosas.

 

¿Por qué las empresas necesitan el marketing emocional?

Tanto Èlia como yo coincidimos: las marcas tienen un problema. Todas hablan de humanizarse, dicen tener un producto que emociona, pero el marketing emocional no es solo eso. Una marca humanizada empieza a partir del factor humano que crea la propia marca. “Si las personas de una marca no están concienciadas, no sentirán la marca como algo propio, así que, ¿cómo van a humanizar su marca, su producto, su servicio?”; lanza la pregunta Èlia.

 

¿Qué significa Marketing Emocional?

Para Èlia, el concepto va más allá de la propia definición estándar donde, a través de las emociones de la marca, se crea un vínculo con los usuarios hasta convertirlos en suscriptores. “Piensa que el marketing tiene muchos objetivos, y el marketing emocional se basa en crear coherencia dentro de una estrategia. Coherencia en el sentido de crear contenidos que sean útiles para los usuarios y que les lleguen muy adentro”. En este sentido, la marca tiene que ser capaz de hacer sentir al usuario ligándolo a su filosofía.

Marketing Emocional es el vínculo afectivo a largo plazo entre marca y usuario.

Lo que sucede es que hoy en día falta flirteo hacia el consumidor. Hay un gap enorme en el poder de seducción por parte de la marca. “Si lo que buscas son ventas de hoy para mañana, entonces el marketing emocional no es para ti”; concluyo junto a Èlia.

 

¿Por qué es importante invertir en Marketing Emocional?

La gente utiliza el Marketing Emocional por encima de sus posibilidades. Ahora que todo el mundo ha visto que este tipo de marketing funciona, quieren hacer contenidos de corte emocional. Y, en este caso, hay que definir si la marca se encuentra o no en el momento de producir esos contenidos. El error está en que las empresas se olvidan de crear estrategias emocionales para personas y las crean para números. Es importante recordar que las personas no son números.

Una marca no solo son clientes, los empleados también cuentan. Y estos dos sujetos conforman los stakeholders más importantes para una marca.

 

¿Cómo se empieza a hacer Marketing Emocional?

Continuando este café, le pregunto qué tiene que hacer una pequeña empresa que acaba de empezar su negocio, para incluir Marketing Emocional en su estrategia digital. “Lo primero que deben preguntarse es si conocen a su público objetivo y si conocen bien su producto”; responde. “Deben comprender que no pueden vender para todo el mundo”; añade, además.

Escoge tu público: no puedes vender para todo el mundo.

Lo que las empresas necesitan en este punto es segmentar y, sobre todo, microsegmentar. Y en este sentido, conocer la estructura emocional de la marca se torna indispensable. “Después deben preguntarse cuál es su filosofía como marca, cuál va a ser su branded content, antes de plantearse hacer marketing emocional”. Tanto una pequeña como una mediana y una gran empresa no pueden construir la casa empezando por el tejado. Hay que tener muy claro cuál es el producto, el público objetivo y cómo se va a vender emocionalmente.

 

¿Cómo son los contenidos de Marketing Emocional?

“No son solo vídeos”; dispara Èlia, con total seguridad. “También debemos incluir imágenes estáticas, artículos de blog, y un largo etcétera”. A la pregunta de cuál sería la inversión para hacer marketing emocional, lo tiene claro: creatividad y especialización. Rodearse del talento necesario es clave para conseguir llevar a cabo una estrategia adecuada de marketing emocional.

 

¿Cuál es el problema del Marketing Emocional en España?

El problema es claro: la poca especialización. Coincidimos claramente en que no podemos saber de todo. “Zapatero, a tus zapatos”; lanza Èlia el mítico refrán, muy acertado, por cierto. En este punto del café entra a la palestra la importancia de la formación en Marketing Emocional, y para ello me comenta su nuevo curso de formación en Marketing Emocional, muy específico y potente, completamente online, y que verdaderamente me llama la atención. Os recomiendo le echéis un vistazo aquí, User Lovers.

 

¿En qué influye la serendipia para el Marketing Emocional?

Èlia siempre dice que las personas estamos hechas de historias, de momentos, de experiencias y, por supuesto, de serendipias. Y es genial que suceda entre usuarios y marcas porque, a pesar de que serendipia como tal viene a decir algo así como encontrarte con algo inesperado y maravilloso mientras estabas buscando otra cosa, en marketing depende de la actitud que toman tanto los empleados como la propia marca y los usuarios.

 

¿Qué pasa con el Marketing Emocional en Latinoamérica?

Èlia define a los latinoamericanos como verdaderas esponjas de aprendizaje marketiniano, cargadas de pasión y obsesionadas con las emociones. Me alegra que los defina de esta forma, porque yo, que vengo de Costa Rica, no podría estar más de acuerdo con ella. Su experiencia por Latinoamérica ha sido abrumadoramente positiva, con ponencias antes más de mil personas. Todo un éxito, sin duda.

 

¿Cuál es la fórmula del éxito de Èlia Guardiola?

En Èlia encuentro hiperactividad y verdadera pasión por lo que hace. Dice que le falta tiempo para hacer todo lo que le apasiona, pero pienso que el hecho de que le falte ese tiempo mientras hace todo aquello que la llena es una muestra de su tenacidad emprendedora. Miro a Èlia y veo a una mujer agradecida a su comunidad en Redes Sociales y al apoyo que le brindan cada día. Su éxito, o repercusión como prefiere llamarlo ella, estará en su nuevo proyecto, donde conjugará sus más que famosas frases y leads sobre marketing emocional y la vida en un formato físico, esto es, en tazas, bolsas, bodys de bebés y un largo y exitoso etcétera.

Quien dice que en digital lo sabe todo es porque no sabe nada. Nunca dejamos de formarnos en las emociones, y eso es algo que hoy vuelvo a sentir gracias a este más que agradable café en compañía de esta virtuosa del marketing emocional. Queridos User Lovers, no lo olvidéis: estamos hechos de historias, de momentos, de experiencias… y de serendipias.